Este sitio sitio web hace uso de cookies.

Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo con ellas y las aceptas. Si deseas más información o quieres cambiar tu configuración, haz clic en nuestra Política de Cookies Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

Comunidad Teruel1El pasado sábado, día 14 de octubre, la comunidad de Teruel aprovechó el día para ofrecer el proyecto comunitario a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Cuevas en su ermita de Caminreal y pasar un día de convivencia comunitaria.

En Teruel amaneció el día con una espesísima niebla; buen augurio según el dicho español ‘mañana de niebla,…’ Pasadas las 9:30 horas salíamos del colegio. La niebla nos acompañó durante el primer tramo del camino; a la altura de Singra, ‘lorenzo’ venció a la niebla y apareció un día soleado y luminoso, casi cegador.

A las 10:30 teníamos concertada la visita al CICAR (Centro de Interpretación del Yacimiento Arqueológico de La Caridad). Nos estaba esperando en que sería nuestro guía, don Jesús Gerardo Franco; magnífico guía: conocedor de la materia, excavador arqueológico y profundamente enamorado de la caridad y, eso se notaba porque vibraba con sus explicaciones, muy técnicas y exhaustivas. Vimos primero el centro de interpretación del yacimiento, en la muy antigua estación de RENFE, muy bien presentado técnica y estéticamente y, posteriormente nos trasladamos al Yacimiento Arqueológico para el estudio de campo; de nuevo Jesús nos ilustró con sus conocimientos del terreno donde el mismo había excavado en tiempos pretéritos, muy pretéritos porque ahora las excavaciones están paralizadas; las apreturas de los presupuestos no dan para estas cosas; al fin y al cabo ‘son poco más que piedras’ que probablemente diría algún lumbreras de la administración.

 A las 12 horas nos despedíamos de Jesús agradeciéndole sus explicaciones y la magnífica mañana que nos había hecho pasar.

Nos dirigimos a la iglesia parroquial de Caminreal, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. A las puertas de la Iglesia nos esperaba el párroco, don Jesús Mateo, antiguo alumno de nuestro colegio de Teruel y lasaliano de pies a cabeza, que es decir ‘mucho lasaliano’ porque casi mide 2 metros. Nos acompañó a la iglesia donde nos fue explicando los detalles más interesantes de la misma. La iglesia rezuma barroquismo por todas partes; sobresale el retablo mayor con la imagen de la Asunción en la calle mayor del mismo. Una imagen apoyada en apenas un punto y que parece, como es de rigor en este tema, flotar en el aire sostenida por un coro de ángeles y nubes.

El tiempo se nos echaba encima y como teníamos previsto hacer el ofrecimiento del P. C. a las 13 horas, acompañados por don Jesús Mateo nos dirigimos a la ermita de Nuestra Señora de las Cuevas, donde nos esperaba don Ricardo Salas, cofrade de la Cofradía del mismo nombre; donde íbamos a hacer la presentación-ofrecimiento de nuestro proyecto comunitario a Nuestra Señora de las Cuevas. El ofrecimiento comenzó con la colocación sobre el altar de los símbolos escogidos para esta ocasión: la biblia y la regla, símbolo de la supremacía de la ley de Dios; la estrella sonriente y fraternal, símbolo comunitario de este curso, signo de nuestra vida comunitaria y fraterna: La oración motivadora estaba centrada en los tres pilares básicos del P.C.: Signum Fidei, el espíritu de fe como pilar básico de una comunidad lasaliana; el sacramento de la Fraternidad, los HH. viven en comunidad y se llaman Hermanos; el espíritu de celo, consagrados para la misión.

Los HH. de la comunidad firmaron el P. C. y el Hno. director de la comunidad ofreció el mismo a Nuestra señora de las Cuevas; acabamos el acto poniendo bajo su protección nuestra comunidad y nuestro proyecto comunitario, recitando los gozos a Nuestra Señora de las Cuevas.

La comida nos esperaba. Nos dirigimos al Restaurante El Azafrán, 176 de la A23, donde teníamos reservada la comida: pudimos degustar platos y dulces artesanos. La comida y sobremesa nos dio ocasión de traer a la mesa viejos recuerdos colegiales de la época cuando don Jesús Mateo correteaba por las aulas y pasillos del colegio de Teruel; así como los grandísimos problemas pastorales de los seis pueblos, -Caminreal, Bañón, Cosa, Villalba de los Morales, Fuentes Claras, Rubielos de la Cérida- de los que es párroco don Jesús, con una población envejecida demográficamente y sobre todo envejecida espiritualmente; como botón de muestra, don Jesús tenía un funeral a las 17 horas en Fuentes Claras, y, si bien por la mañana había tenido un bautizo en la misma localidad, lo más normal es que ganen por goleada los funerales a los bautizos.

Antes de despedirnos, don Jesús quería que fuéramos a la casa parroquial. Visitamos las distintas dependencias y el huerto donde cultiva hortalizas y flores; y una agradable sorpresa, fruto de sus trabajos de búsqueda e investigación durante muchos años.

Don Jesús, antes de despedirnos, –detallismo lasaliano-, nos obsequió con un buen surtido de pastas de la zona.

A las 16:30 horas emprendíamos el regreso a casa. Una bonita jornada por la que damos gracias a Dios por esta magnífica jornada de convivencia lasaliana.

La Salle Teruel

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top