Este sitio sitio web hace uso de cookies.

Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo con ellas y las aceptas. Si deseas más información o quieres cambiar tu configuración, haz clic en nuestra Política de Cookies Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

Asamblea Intercapitular 2 1Comenzamos la segunda semana bastante descansados, después de haber vivido un fin de semana sin reuniones, en el que pudimos aprovechar para convivir, hablar entre nosotros y con otros asambleístas, visitar algún lugar de Roma… El tiempo nos proporcionó una buena jornada el sábado. El domingo habría sido mucho más difícil salir, porque no dejó de llover.

El objetivo de esta semana era distinto del de la semana anterior: si durante la primera semana habíamos conocido y estudiado estadísticas, informes, experiencias vividas, en esta segunda semana se nos proponía poner los ojos en el futuro para proyectar, soñar, trabajar, abriendo así el camino a la tarea del próximo Capítulo General.

Dedicamos la mañana del primer día a una reflexión sobre nuestros sueños, planteamientos, deseos, necesidades… El conocimiento de la realidad que habíamos realizado durante la primera semana era la base para poder decirnos ahora cómo queríamos trabajar en el futuro y qué queríamos conseguir. La dinámica que se nos propuso para favorecer esta reflexión presentaba una gran novedad y permitía una reflexión tranquila, distendida, continuada, a la vez que favorecía un ambiente agradable y hasta lúdico. Se trataba de la dinámica del World café y la realizamos en el comedor habitual de la casa… Para ello, se formaron distintos grupos que, a la vez que dialogaban, iban plasmando sus ideas sobre los manteles de papel que cubrían las mesas. Un recorrido por las distintas mesas permitía hacerse una idea de cuáles habían sido las palabras clave en cada uno de los grupos: la asociación, la red lasaliana global, la dimensión internacional del instituto, la atención a las pobrezas, la necesidad de vivir en un instituto en salida, la capacidad de plantear retos para el próximo Capítulo, la profunda vida espiritual…

Asamblea Intercapitular 2 2Por la tarde dedicamos un tiempo amplio a la presentación del programa de la celebración del 300 aniversario de la muerte del fundador. Para este año se ha propuesto como lema “Un corazón, un compromiso, una vida”. El tricentenario está plagado de grandes acontecimientos y actividades: creación de varios vídeos; publicación de una nueva biografía de San Juan Bautista de La Salle, en epub, escrita como si fuera narrada por el H. Jean Jacquot, contemporáneo del fundador; tres celebraciones principales para todo el instituto en tres fechas y lugares claves: el 7 de abril, en Reims, el 30 de abril, en Rouan y el 15 de mayo, en Roma; varias celebraciones para los alumnos; participación en las Jornadas Mundiales de la Juventud de Panamá; una remodelación y relanzamiento de la página web; nuevas reflexiones lasalianas; CIL vocacional de Nairobi; congreso de educación de marzo, en México; taller de fidelidad creativa para Hermanos y lasalianos, en Roma; exposición de iconografía lasaliana… A estos actos, que se están organizando desde el centro del instituto, los distintos Distritos fueron ofreciendo después sus propias iniciativas, de modo que realmente parece que el tricentenario de la muerte del fundador va a ser un acontecimiento al que se le va a dar gran relevancia.

Asamblea Intercapitular 2 3La mañana del martes, día 13, se planteó de un modo muy diferente, porque en ella se reservó un tiempo amplio al discernimiento personal. Se nos invitó a hacer un profundo y prolongado tiempo de silencio para intentar discernir lo que Jesús nos está pidiendo, personalmente y como instituto. La segunda parte de la mañana la dedicamos a compartir con los Hermanos de la Arlep los desafíos y las oportunidades que esos desafíos suponen. Fue un momento muy rico en el que nos planteamos el diálogo en cuatro grandes capítulos: espiritualidad, comunidad, formación y misión.

La tarde de este día la dedicamos a escuchar y dialogar en la gran asamblea con el H. Robert Schieler, a partir de su visión del instituto en este momento. Comenzó por anunciar que los nuevos visitadores del Instituto tendrán una reunión en Roma, del 28 de mayo al 8 de junio de 2019.

Y tras esta noticia abordó distintos temas, destacando en primer lugar la colaboración que el instituto está viviendo con otras instituciones y con toda la Iglesia, y el buen ambiente de entendimiento que observa en su consejo, en los diferentes secretariados…

Asamblea Intercapitular 2 4El H. Robert ve grandes desafíos en el momento actual, en el campo de la pastoral vocacional, en medio de una realidad juvenil que en gran parte del mundo lasaliano se muestra muy alejada de toda afiliación religiosa. ¿Puede haber ahí una oportunidad para nuestro ministerio? Esta pregunta, que puede sorprender, se debe a que, a la vez que se produce este fenómeno de distanciamiento, no cabe duda de que también se observa en los jóvenes hambre de espiritualidad. El año de las vocaciones lasalianas, que celebraremos en 2019, puede ser una oportunidad.

También nos recuerda que en el terreno de la asociación lasaliana los Capítulos generales son muy claros, pero sin embargo estos documentos no se ven siempre reflejados en la realidad. Es necesaria una mayor pedagogía para acercar estos documentos a todos los lasalianos, por una parte, y una mayor implicación en cada zona, por otra.

Y su exposición continuó presentando otros temas de modo más breve, que habían ido apareciendo a lo largo de la Asamblea y que para él eran especialmente reveladores: el planteamiento de tres noviciados, en virtud de las tres lenguas oficiales, para todo el instituto, el desarrollo de políticas financieras comunes a la vez que diversificadas, el trabajo de las distintas comisiones...

El miércoles se nos presentó con detenimiento el trabajo que se está realizando para redactar la guía de la formación, de la que actualmente se encuentra realizado sólo el borrador de lo que será la primera parte. De la segunda parte sólo se nos presentó el esquema y se pretende que sea mucho más concreta, recogiendo los diferentes trayectos formativos. La primera parte, que estudiamos primero en grupos pequeños y después en la gran asamblea, es muy amplia, pues intenta incluir a todos los lasalianos y ser válida para todo el instituto. Originalmente, el Capítulo General pidió una guía para la formación de los Hermanos, pero la CIAMEL amplió la petición, para incluir en ella la formación de todos los lasalianos. La Asamblea intercapitular acogió favorablemente el trabajo que se presentó, pero se hicieron muchas indicaciones para que se pongan fuertes acentos en la formación comunitaria, en el servicio educativo de los pobres, en la reflexión sobre las primeras etapas formativas de los Hermanos… Terminamos la mañana con la idea de que lo que se nos ha presentado es sólo un primer borrador de un prolongado trabajo que aún queda por hacer.

Asamblea Intercapitular 2 5A lo largo de la Asamblea hemos celebrado varios momentos de intercambio y reflexión a nivel de regiones, pero el momento más extenso lo tuvimos el miércoles por la tarde. En este momento, tras un trabajo inicial por regiones separadas, para concretar dos o tres líneas de acción prioritarias en cada una de ellas, pusimos en común los temas principales en cada región. Estos dependen mucho de las características y de la realidad de las distintas partes del Instituto, pero sí se repitieron varios temas: la vida comunitaria, la formación de Hermanos y seglares, la asociación, la vida de oración de los Hermanos, la formación de formadores y el acompañamiento de Hermanos y laicos, la autosuficiencia financiera y la sostenibilidad, la educación superior (concretamente en África), la preparación y continuidad de la asamblea MEL, la creación de estructuras que apoyen y ayuden especialmente a los Hermanos mayores, el compromiso con la pastoral de jóvenes y la pastoral vocacional, la creación de un plan estratégico para cada región, el liderazgo…

Sí reafirmamos esta tarde algo que ya sabíamos, y es que nuestra región RELEM se encuentra con especiales dificultades para lograr un plan conjunto, para coordinarse y comunicarse, para encontrar líneas comunes y estructuras que ayuden a dar vida… De todo esto tendremos que seguir reflexionando en la Asamblea de la RELEM, que este año tendrá lugar en Lliria, en el mes de julio, con la presencia del consejo general.

El jueves fue el turno del Secretariado de asociación y misión. Se nos presentaron en este momento dos propuestas del Capítulo General que se encuentran en proceso de realización y se nos pidió la reflexión sobre ellas, para favorecer y enriquecer su desarrollo: la propuesta 13, que se refiere a los criterios de pertenencia a La Salle, y la propuesta 2.1, referida a la redacción de una declaración de la pedagogía lasaliana. La reflexión, en gran grupo y en grupos pequeños, nos llevó toda la mañana, y en ella intervino el H. Jesús Félix, presentado el instrumento y la dinámica de la evaluación institucional que se realiza en las obras educativas de los Centros educativos de la Arlep.

Al terminar la mañana, se nos presentó un grupo de unos 25 jóvenes de cuatro universidades de Estados Unidos y un joven de una universidad de México. Este grupo está viviendo una experiencia de cuatro meses, en el bloque C, antiguos locales del CIL. Su experiencia es una especie de erasmus compartido en grupo, en el que van descubriendo que Roma es un cruce de caminos lasalianos lleno de posibilidades formativas. Algunos de ellos nos hablaron brevemente para decirnos que se sienten lasalianos sin fronteras y que están muy agradecidos de poder vivir esta experiencia que les está ayudando a entrar en contacto con el arte, la religión y el diálogo interreligioso, la problemática de la crisis migratoria, algún proyecto de solidaridad… y que les está permitiendo conocer La Salle y profundizar en su sentido de pertenencia.

En la tarde del jueves participamos en una interesante reflexión sobre la línea de acción del instituto que conocemos como “Más allá de las fronteras”. El Hermano vicario general, Jorge Gallardo, incidió en las orientaciones que los últimos Capítulos Generales han dado al tema de las fronteras, con distintos planteamientos y perspectivas, y presentó cómo se han ido realizando, haciéndonos tomar conciencia de que no siempre se han llevado a efecto. Concluyó su presentación centrándose en las propuestas del Capítulo General que se referían a las nuevas realidades de “Más allá de las fronteras” y nos informó de que sí existe en cada región uno o dos proyectos que responden a esta propuesta, aunque se encuentran en momentos muy diferentes de realización. En la región de la RELEM, concretamente, se trata del proyecto Adrian Nyel, en el barrio de Molembeck, de Bruselas, que está aún en su período de programación. El H. Jorge insiste en algo fundamental, a partir de la experiencia de otras propuestas similares de Capítulos anteriores: lo más difícil no es iniciar estas obras, sino darles continuidad, hacer que se mantengan en el tiempo. Nos presentó también la política que el Instituto está adoptando para que sea así, con una profunda implicación por parte del Superior general y de su sonsejo.

Toda esta exposición se concretó y amplió en la segunda parte de la tarde, cuando cada Hermano consejero comentó con detenimiento el proyecto de su propia región y respondió a las preguntas que se le hicieron.

En la mañana del viernes tuvimos un tiempo muy amplio para que cada Distrito pudiera presentar o proponer a los demás distritos, en sencillos paneles realizados sobre los cristales de las ventanas de la planta baja, proyectos, actividades, necesidades y ofertas. Fue otro momento de intercambiar lo propio de cada lugar, que pretendía además vincular a unos distritos y proyectos con otros… Pero no sabemos si la actividad realmente dio para tanto.

Por la tarde contamos de nuevo con la intervención del H. Robert, que nos informó, o pidió a algunos Hermanos que lo hicieran, acerca de los cambios estructurales más importantes que se están produciendo en algunos distritos del instituto. Nos habló sobre todo de la RELEM, la región más necesitada de este tipo de cambios. De este modo, se nos presentan los pasos que se están dando en ambos distritos de Bélgica, los cambios de Francia, los cambios de la Arlep, que presentó José Román… Y también se nos informó de temas más concretos de otras Regiones, como por ejemplo una Asamblea para la misión que tendrá lugar en octubre en la RELAF.

El H. Robert terminó su comunicación informando que el consejo general dedicará cuatro días a retomar todo lo hablado en esta Asamblea intercapitular e intentará extraer de esta reflexión las pistas y orientaciones para el Instituto. La comisión preparatoria del Capítulo General se nombra siempre dos años antes de la celebración del Capítulo, pero está convencido de que esta Asamblea ha aportado ya luces y temática para el 46º Capítulo General.

El último día de la Asamblea fue muy breve para el grupo de la Arlep, pues nada más comer salimos para dirigirnos al aeropuerto. Pero lo que vivimos en esta mañana fue muy intenso, pues se reservó un tiempo amplio para proyectar nuestros deseos y sugerencias de cara al próximo Capítulo General, realizar la evaluación del encuentro, escuchar el mensaje final del H. Robert y vivir la ceremonia de clausura en la iglesia de la casa, el mismo lugar donde habíamos celebrado la ceremonia de inicio de la Asamblea. La sesión en la que expresamos los temas y las sugerencias metodológicas de cara a la realización del 46º Capítulo General fue muy iluminadora y contó con una amplísima participación. Los grandes temas que más se repitieron estaban relacionados con la misión, la asociación, la comunidad lasaliana, los pobres, la formación, la reestructuración, el instituto en salida hacia las fronteras… Y también se insistió en la necesidad de una pedagogía previa y posterior a la celebración del Capítulo.

Es de justicia hacer mención de otros elementos que a lo largo de toda la Asamblea nos han ayudado a mantener el ambiente espiritual y fraterno de un modo muy grato. A lo largo de toda la semana continuamos manteniendo el mismo ritmo de oración que tuvimos en la semana anterior, alternando las lenguas y las modalidades, tal y como el comité de oración había ido preparando. La Arlep estuvo muy bien representada en este comité por el H. Javier Núñez. En cada celebración se nos ambientó con símbolos alusivos a la temática del día, que centraban nuestra mente y nuestras intenciones en lo que íbamos a vivir: el camino, la luz, el olivo… Los momentos de “social” que celebramos todos los días después de la misa y antes de la cena favorecieron el diálogo distendido y la comunicación entre todos los participantes, superando las dificultades que las distintas lenguas ocasionan.

Un momento muy especial de convivencia lo celebramos el miércoles, día 14, por la noche. El H. Aidan, consejero para la RELEM, invitó a todos los Hermanos de la RELEM a cenar fuera y salimos a un restaurante cercano a la Casa Generalicia, a probar la rica gastronomía romana y a comprobar que la comida y la bebida siempre generan buen ambiente y favorecen de un modo muy especial el buen humor y la comunicación. Otras regiones vivieron una noche similar a la nuestra en otros momentos de la Asamblea.

Hermanos Visitadores del Distrito Arlep

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top